Páginas

28 de noviembre de 2005

27

Se supone que sea
esa lámpara de globo fofo, sol, sí, gordo,
el responsable del celeste del lila del naranja. Él,
un poco y también el fitoplancton
del aire decantado acá a tres cuadras.

Dice el protocolo que ese plancton
devora luz pura y es esa digestión la que trabaja de papel de gelatina de colores.

¡Ah!
Ahora sí reventó el tomate en la cabeza
y tenía agua real en las venitas.
Agua que se chorrea por las rejas.
Las ramas del horror se hacen las fósforos
y las selvas de las copas reinos mundos
de donde escapan aves liras con culebras
(son teros con gusano, son las mismas
mascaritas pintadas, teatro grande
que disfrutás del sol y que te pisen
y que te llenen de actores con sus telas
y que actuemos la comedia que se escribe
tac, tac, tac como las locas que se escriben
a ellas mismas en sus máquinas de perras
y sin tiempo a elegir cuál de las puertas
salimos sin ensayo, más vale a los ponchazos
tierra loca del todo, Opera House, Royal Imperio
con tomate que revienta y debe ser
tan malo el argumento, sol
que por eso te tirás sobre nosotros
siempre, siempre.

No hay comentarios.: